Nebulosa Cabeza de caballo y La Flama

Nebulosa Cabeza de caballo y La Flama

Nebulosa Cabeza de caballo y La Flama B33 – IC434 – NGC 2024 –

Nebulosa Cabeza de caballo y La Flama
Nebulosa Cabeza de caballo y La Flama
LugarRamos Mejía
FechaDiciembre 2010
TelescopioReflector 200mm F5
MonturaSky Watcher NEQ6
CamaraCanon 400D Modificada – DSI Pro (guiado)
FiltrosAstronomik Ha – Hutech Idas LPS
ExposicionesHa (360min-subs 3min) — ISO 800
LPS (400min-subs 2 min) — ISO 800
AdquisiciónDSLR Shutter – PHD Guiding
ProcesadoPixInsight 1.6.1 – Photoshop

IC 434 (Los gases detrás de la cabeza de caballo) y Barnard 33 (La actual nebulosa oscura de la cabeza de caballo) forman la famosa nebulosa Cabeza de Caballo, no muy lejos de la nebulosa de Orión.

Cerca de Alnitak, la estrella más a la izquierda en el Cinturón de Orión, y extendiéndose casi perpendicular, en el plano del cielo.

En las tres estrellas en el Cinturón, hay un enorme complejo de formación de estrellas, oculto a las longitudes de onda visibles.

Este vivero estelar masivo, conocido como la nube molecular de Orión B.

Se revela a través del brillo del polvo cósmico en el material interestelar que lo impregna.

Calentado por la radiación de las estrellas recién nacidas, el polvo brilla intensamente en longitudes de onda del infrarrojo lejano, revelando una red enredada de filamentos.

Fotografiar este grupo de nebulosas es fácil, siempre y cuando se pase suficiente tiempo en ella.

Ya que los gases rojos de la IC 434 son bastante débiles y se verán granulados si el tiempo total de exposición es demasiado bajo.

La Cabeza de Caballo y la nebulosa de la llama no se pueden ver a simple vista, y son demasiado débiles para ser vistas a través de binoculares.

También es un objeto difícil de encontrar a través de telescopios, sobre todo porque la cabeza de caballo es una nebulosa oscura, mientras que el gas que hay detrás de ella está hecho de hidrógeno.

El uso de un filtro en un telescopio de gran apertura ayudará a detectar el grupo, pero tanto NGC 2023 como NGC 2024 serán más visibles que IC 434 y Barnard 33.

La forma más fácil de encontrar la nebulosa Cabeza de Caballo es localizar la brillante estrella Altinak, en el Cinturón de Orión.

Apuntando su telescopio a esta estrella se asegurará de que está en el objetivo, entonces simplemente tendrá que volver a centrar la nebulosa antes de fotografiarla.

Otra forma de encontrarlo si planeas hacer alguna fotografía de campo amplio es apuntar tu lente hacia la Nebulosa de Orión.

Astronomía